lunes, 12 de noviembre de 2012

Reciclando latas de atún

Es una de las cosas que más nos gustan: reutilizar, reciclar y echarle imaginación.

La protagonista de nuestro post de hoy está presente en todas vuestras despensas, seguro, y me atrevo a decir que tenéis más de una. ¡Las latitas de atún!

Y no es que no debamos tirar nada de lo que usamos, porque entonces tendríamos un problema... Pero sí que es cierto que estos objetos tan cotidianos pueden tener una segunda vida y, si podemos convertirlos en artículos bonitos ahorrando y creando, ¡bienvenidos sean! Siempre tendrán un lugar en mi cajón de los trastos.

Y es que regalar manualidades me parece toda una opción. Y no sólo en tiempos de crisis porque, además de ahorrar al hacer los regalos tú mismo, le estás regalando parte de tu tiempo y tu imaginación al destinatario del detalle. No hay nada más bonito que eso.

A lo que vamos, que me enrollo.
 
Para los maniáticos del orden, son un recurso perfecto para organizar los cajones del escritorio. Sí, sé que en Ikea también venden cosas de estas, pero tiene mucho menos encanto...

Con unas pinzas de tender, podemos crear unos originales maceteros XS o unos portavelas. Además, las pinzas las podemos pintar para disimularlas o darles una capa de barniz para que luzcan un poco más.

Mirad que bonito con unos corazones de cartulina. Además, podemos cambiarle el adorno en función de la ocasión.


No es mala idea convertir nuestras latas de atún en un organizador de pañuelos de cuello. Creamos la composición, pegamos las latas entre sí con pegamento y afianzamos con un lazo que podemos colgar de cualquier lugar, en nuestro armario, detrás de la puerta o a la vista, si tenemos una zona de vestidor. Importante: forrar la lata por dentro con fieltro u otro material similar para que los filos interiores no dañen el tejido de los pañuelos.


Mirad qué idea tan buena. Me gusta especialmente como decoración navideña. Sólo necesitamos unas latas de atún, washi tape para forrarlas (también podemos hacerlo con papel pero la washi es facilísima de manejar), unas cuerdas, un perforador (con un abrelatas también nos sirve) y una percha con pinzas también forradas. Con estos pocos elementos podemos conseguir una composición portavelas preciosa (esta me la guardo para navidades, fijo).


Y, por último, una gran idea para regalar: un cojín para agujas y alfileres. Con un poco de fieltro y algún tejido mullido que nos sirva de relleno, creamos la base. La decoración de la parte superior ya es a gusto del creador, pero ésta que os enseño es bien bonita, ¿verdad?

¡Espero que os haya gustado!
Abrazos,
Clara

Fotografías de Econotas.com





7 comentarios:

  1. Me ha encantado! Yo soy como los gatos y me encanta el atún, por lo que me han parecido estupendas estas ideas! alguna pondré en práctica seguro!
    http://summerinsavannah.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  2. jeje, me alegro! Si te animas a poner alguna en práctica, manda fotos con los resultados!! Estaré encantadísima de dedicarle un post.
    Por cierto, ¡tienes un blog precioso! Abrazos.

    ResponderEliminar
  3. Me ha encantado lo de las pinzas, original y bonito... ¡yo creo que eso lo pongo en práctica!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jeje, ¡qué bien! ¡ya nos contarás qué tal te queda!

      Eliminar
  4. Claaa!

    Muy bueno el post. Una observación: lo de los pañuelos normalmente se hace con latas de patatas pringles o similar, ya que en las latitas de atún no cabe muy bien... Aunque sí cabría si son pañuelos clásicos, pequeñitos.
    Me gustan este tipo de post de reciclar!!

    Muchos besitossss!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ejeje, ¡¡sabía yo que te iba a molar!! Muy bueno lo de las latas de las Pringles, no se me había ocurrido :) Ya sabes, cualquier proyectito de reciclaje que hagas, mándamelo y te lo publico!! muchos besotes!

      Eliminar